En la UCM aprendí que la ciencia no solo arroja resultados exactos; apasiona por medio de emociones inesperadas e impredecibles.

Inicio