Semana Bíblica, La Biblia y la creación

Más detalles

“Y VIO DIOS TODO LO QUE HABIA HECHO: Y ERA MUY BUENO” (Gn1,31)

Toda la obra creadora brota de las manos de Dios y en nada contradice el axioma de una evolución porque el creyente comprende, que, todo cuanto existe tiene un origen y ese es Dios, por eso, el primer libro en el que Dios ha hablado a la humanidad es su creación, en ella ha expresado su amor, su belleza, su armonía y la imagen auténtica de un Dios que es vida y salvación.

El Papa Francisco lo ha enseñado en su carta encíclica “Laudato Si”, al citar al profeta Jeremías: “¿Ay, mi Señor! Tú hiciste el cielo y la tierra con tú gran poder, con brazo extendido -porque- nada es imposible para Ti” (Jr 32,17). 

Ante tal derroche de generosidad y ternura que Dios ha ofrecido al ser humano éste debe responder con una CONVERSION ECOLOGICA, porque es la hora y no hay otra para cuidar nuestra casa común, pero, todo debe brotar de una espiritualidad del agradecimiento a Dios y de la responsabilidad frente a los demás, ya, que, en el lenguaje de Francisco de Asís, el santo de la ecología, los otros son mis hermanos y hermanas, los seres humanos y la naturaleza.

Es la hora “de salir de sí hacia el otro” para amar el mundo, la creación y a todo ser humano que viene de Dios porque “¡Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios omnipotente, ¡justos y verdaderos tus caminos!” (Ap 15,3).     

Por lo anterior, la Universidad Católica de Manizales, en el marco del Tiempo de la Creación, se une a la Iglesia en la celebración de la Semana bíblica, para fortalecer el compromiso cristiano de cuidar nuestra casa común a través de la reflexión y profundización de las Sagradas Escrituras. 

M