Reconocimiento a la UCM como Centro Compasivo

UCM Centro Compasivo
El programa Colombia Contigo, Ciudades Compasivas que promueve la Fundación Keralty, resaltó a la Universidad Católica de Manizales como un Centro Compasivo, comprometido con la generación de redes de cuidado y […]
17 de diciembre de 2021

El programa Colombia Contigo, Ciudades Compasivas que promueve la Fundación Keralty, resaltó a la Universidad Católica de Manizales como un Centro Compasivo, comprometido con la generación de redes de cuidado y acompañamiento para las personas que lo necesitan. El programa de la Fundación promueve la compasión, entendida como la acción de movilizarnos para ayudar, de la manera más adecuada, a quien necesite de un apoyo; aspecto en el que resalta el perfil social de la UCM y la preocupación institucional por generar un impacto social e ir más allá de las aulas con la humanización el conocimiento.

Certificado de la Universidad Católica de Manizales como Centro Compasivo.

La Fundación Keralty, desde hace más de 5 años, implementa el programa “Colombia Contigo, Ciudades Compasivas”, que busca promover el capital social del país a través del fortalecimiento de redes comunitarias de apoyo y cuidado para personas que atraviesan situaciones que pueden ser superadas o aliviadas gracias a la movilización comunitaria y la compasión.

Acto de entrega de certificado a la Universidad Católica de Manizales como Centro Compasivo

“Desde la Fundación Keralty estamos convencidos de que el fortalecimiento de redes de cuidado comunitario y la sensibilización de la conciencia colectiva son acciones que, en medio de un mundo en el que muchas veces prima el individualismo y la falta de empatía, contribuyen con el bienestar de todos, principalmente el de aquellas personas y familias que se encuentran en situaciones en las que requieren algún tipo de soporte, ya sea físico o emocional. Por esta razón, la Universidad Católica de Manizales logra este certificado al ser una Institución coherente con el acompañamiento a personas que tienen necesidades y su cuidado” afirma Camila Ronderos, directora ejecutiva de la Fundación Keralty.