Alejandro Castaño, un apasionado por la ciencia

“La Bacteriología significa un estilo de vida en donde cada día surgen nuevos retos profesionales y personales. Es encontrar el porqué de enfermedades, contaminaciones e implicaciones que incluso no se sabía que existían”.
22 de noviembre de 2021
Comparte este contenido
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Alejandro Castaño Otálvaro

Bacteriología

«Estoy entre aquellos que piensan que la ciencia tiene una gran belleza. Un científico en su laboratorio no es solo un técnico: también es un niño ante los fenómenos naturales que le impresionan como un cuento de hadas”.

Marie Curie

Sin saberlo, Alejandro Castaño Otálvaro, estudiante de décimo semestre de Bacteriología, se dejó apasionar por los fenómenos naturales y quiso conocer sobre las formas de vida microscópicas, el desarrollo del mundo, los diversos ecosistemas existentes antes del hombre, entre otros; como menciona Marie Curie: “Un científico en su laboratorio no es sólo un técnico: es también un niño colocado ante fenómenos naturales que le impresionan como un cuento de hadas.”

Aunque inició su formación profesional en medicina, se dio cuenta que el ser humano no era el único enfoque que debía darle a sus estudios, sino que podía expandirlo hacia los animales, el ambiente, las plantas, la industria y la biotecnología.

“La Bacteriología significa un estilo de vida en donde cada día surgen nuevos retos profesionales y personales. Es encontrar el porqué de enfermedades, contaminaciones e implicaciones que incluso no se sabía que existían”.

Desde octavo semestre, tuvo que enfrentarse a las prácticas formativas que se convirtieron en un reto gratificante y enriquecedor donde pudo explorar sus conocimientos, permitiéndole afianzar lo aprendido en el laboratorio de Salmonella de la fábrica La Rosa de Nestlé, donde realiza su práctica y se forma para alcanzar sus más grandes ilusiones: “Mi más grande sueño es poder ayudar a los demás, hacer algún descubrimiento extraordinario con el que pueda ayudar a las personas, animales y medio ambiente. Poder dejar mi granito de
arena al conocimiento universal”.

Pero es que además de su pasión por la ciencia, Alejandro tiene en su personalidad valores como la empatía y el amor hacia los demás, enseñanzas que, según él, fueron brindadas en un principio por su madre y su abuela quienes le dieron su carácter, su amor y honradez.

“Las vivencias y experiencias dentro de la UCM con las personas con las que interactué, dejaron de alguna manera su granito de arena en mi formación como persona y como profesional. Además, mi madre y abuela han forjado mi personalidad y me han permitido convertirme en lo que hoy soy”.

Por Cristian Camilo Ruden
Unidad de Comunicaciones
cruden@ucm.edu.co


Continúa leyendo la revista…

Please wait while flipbook is loading. For more related info, FAQs and issues please refer to DearFlip WordPress Flipbook Plugin Help documentation.