Revista de Investigaciones

Última edición

Edición número 33

La divulgación de la investigación para la UCM cobra fuerza en los últimos años como un ejercicio que conjuga diversos y valiosos esfuerzos con un firme propósito: generar espacios que permitan el diálogo entre saberes, para que lo que se produce en las instituciones de educación pueda ser discutido. Así, la Revista de Investigaciones se ha convertido en uno de esos espacios donde conversan autores de diferentes lugares, que piensan la educación en Colombia y el mundo, sus desafíos y apuestas.

En esta ocasión, en la que presentamos el número 33 de nuestra publicación, nos inquieta la manera en que la universidad piensa la investigación, esas formas de asumirla desde lo institucional que han de convocar a que sigamos comunicando planteamientos, metodologías y resultados.
El investigador en su trasegar atraviesa 3 etapas: investiga sobre lo que no sabe, luego investiga sobre lo que sabe y finalmente, investiga lo que sirve. En esta publicación de la UCM, se reconocen los alcances relevantes de investigadores comprometidos con la labor.
En este momento institucional, el más cercano a la acreditación de alta calidad como una realidad, vale la pena discernir sobre el valor que tiene “El Caminar” como ejercicio de aprendizaje, para luego emprender el viaje hacia una ruta concreta. El país mismo se desbordó en patentes improductivas, para luego trascender en la búsqueda de patentes útiles. Es el tránsito natural desde la cultura del hacer para saber hacer, hacia el lograr porque encontraste la manera de hacerlo mejor, y eso es la investigación, evolución. Se necesita tiempo para entenderlo y más tiempo para valorarlo…

Hoy reconocemos que la inclusión declarada en nuestra visión amerita el reconocimiento de la diversidad de nuestros grupos de investigación, unos de disposición hacia el desarrollo de tecnologías ambientales, otros de enfoque hacia el fortalecimiento de la ciencia básica, otros comprometidos con las realidades de los conflictos que por décadas han convulsionado nuestro país, otros comprometidos con la trascendencia del pensamiento crítico, otros enfocados en las realidades del desarrollo urbanístico de la región, otros implicados en el sostenimiento epidemiológico del entorno, otros enfocados en el comportamiento cultural y los hábitos de afinidad y consumo. Esta diversidad también se reconoce en el tipo de producción que asume como especialidad cada grupo. Unos de normativas y regulaciones, otros direccionados a la producción de artículos top en aspectos tecnológicos y otros ligados a la generación de libros y capítulos de libro.
Hoy se celebra el avance de cada actor institucional que apoya la investigación, porque no solo los investigadores hacen posible la investigación. Hoy se reconoce la valentía de grupos con poco músculo investigativos que sin complejos logran convocatorias de Colciencias, tan importante como de aquellos que hacen el intento, que se integran para desarrollar proyectos de alto impacto y que no se cansan en la primera debacle de sus esfuerzos. Hoy día el investigador UCM también es reconocido en su área de estudio por la comunidad académica, por el sector productivo, por el sector gubernamental y por su contribución social. Sin duda alguna, hoy somos más capaces.
Gracias al investigador UCM comprometido, impoluto y consciente de que este trasegar es meramente darwiniano.

Por: Ph.D. Eduardo Javid Corpas Iguarán
Director de Investigaciones y Posgrados

Conoce el número completo aquí

Última edición

Edición número 33

La divulgación de la investigación para la UCM cobra fuerza en los últimos años como un ejercicio que conjuga diversos y valiosos esfuerzos con un firme propósito: generar espacios que permitan el diálogo entre saberes, para que lo que se produce en las instituciones de educación pueda ser discutido. Así, la Revista de Investigaciones se ha convertido en uno de esos espacios donde conversan autores de diferentes lugares, que piensan la educación en Colombia y el mundo, sus desafíos y apuestas.

En esta ocasión, en la que presentamos el número 33 de nuestra publicación, nos inquieta la manera en que la universidad piensa la investigación, esas formas de asumirla desde lo institucional que han de convocar a que sigamos comunicando planteamientos, metodologías y resultados.
El investigador en su trasegar atraviesa 3 etapas: investiga sobre lo que no sabe, luego investiga sobre lo que sabe y finalmente, investiga lo que sirve. En esta publicación de la UCM, se reconocen los alcances relevantes de investigadores comprometidos con la labor.
En este momento institucional, el más cercano a la acreditación de alta calidad como una realidad, vale la pena discernir sobre el valor que tiene “El Caminar” como ejercicio de aprendizaje, para luego emprender el viaje hacia una ruta concreta. El país mismo se desbordó en patentes improductivas, para luego trascender en la búsqueda de patentes útiles. Es el tránsito natural desde la cultura del hacer para saber hacer, hacia el lograr porque encontraste la manera de hacerlo mejor, y eso es la investigación, evolución. Se necesita tiempo para entenderlo y más tiempo para valorarlo…

Hoy reconocemos que la inclusión declarada en nuestra visión amerita el reconocimiento de la diversidad de nuestros grupos de investigación, unos de disposición hacia el desarrollo de tecnologías ambientales, otros de enfoque hacia el fortalecimiento de la ciencia básica, otros comprometidos con las realidades de los conflictos que por décadas han convulsionado nuestro país, otros comprometidos con la trascendencia del pensamiento crítico, otros enfocados en las realidades del desarrollo urbanístico de la región, otros implicados en el sostenimiento epidemiológico del entorno, otros enfocados en el comportamiento cultural y los hábitos de afinidad y consumo. Esta diversidad también se reconoce en el tipo de producción que asume como especialidad cada grupo. Unos de normativas y regulaciones, otros direccionados a la producción de artículos top en aspectos tecnológicos y otros ligados a la generación de libros y capítulos de libro.
Hoy se celebra el avance de cada actor institucional que apoya la investigación, porque no solo los investigadores hacen posible la investigación. Hoy se reconoce la valentía de grupos con poco músculo investigativos que sin complejos logran convocatorias de Colciencias, tan importante como de aquellos que hacen el intento, que se integran para desarrollar proyectos de alto impacto y que no se cansan en la primera debacle de sus esfuerzos. Hoy día el investigador UCM también es reconocido en su área de estudio por la comunidad académica, por el sector productivo, por el sector gubernamental y por su contribución social. Sin duda alguna, hoy somos más capaces.
Gracias al investigador UCM comprometido, impoluto y consciente de que este trasegar es meramente darwiniano.

Por: Ph.D. Eduardo Javid Corpas Iguarán
Director de Investigaciones y Posgrados

Conoce el número completo aquí

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649