Somos UCM

Vivimos la cultura de la calidad

Crear, fortalecer y sostener la cultura de la calidad en los diferentes procesos de la Universidad Católica de Manizales ha sido la meta constante de todos los integrantes de la comunidad universitaria.

Publicado el 25 de enero de 2019
Categorías:

El factor 8 visibiliza a la Universidad Católica de Manizales como institución coherente y pertinente desde la puesta en marcha de la normativa y lineamientos para la Educación Superior y, en especial desde la apuesta y concreción de la formación integral de todos sus integrantes. A partir de este contexto, la Universidad diseña e implementa el Sistema Institucional de Aseguramiento de la Calidad, al asumirlo como un mecanismo de mejoramiento con el propósito de responder con sus funciones sustantivas a la comunidad académica y a la sociedad civil.

La UCM a través del Sistema Institucional de Aseguramiento de la Calidad —SAC— orienta la generación de una cultura de la evaluación sistemática, con enfoque de mejoramiento continuo para promover y gestionar permanente la calidad de los programas y de la institución.
Los sistemas de información académico y administrativo permiten registros oportunos y confiables en los que se apoya la toma de decisiones. Los canales de comunicación permiten una interacción directa entre docentes, estudiantes, directivos y administrativos, los cuales de forma abierta atienden las necesidades de la organización, logrando la eficacia y la eficiencia de los procesos y la toma de decisiones institucionales.

 

Cristián Camilo Gutiérrez

 

 

Director de Aseguramiento de la Calidad UCM

Consolidación y fortalecimiento de la calidad en la UCM

Para llegar a este proceso de autoevaluación fue necesario crear una cultura de la calidad en los programas y en las diferentes unidades de la Universidad Católica de Manizales, quienes participaron de la evaluación sistemática de las funciones sustantivas, para determinar algunos campos de mejora que sirven para proyectar las perspectivas de desarrollo institucional.

“Todos los programas académicos de la institución que constituyen nuestra oferta académica avanzan hacia la consolidación y fortalecimiento de su cultura de la calidad orientada a la autorregulación y mejoramiento continuo, eso es abordado desde diferentes perspectivas. Uno, la garantía de calidad en términos de desarrollar todo aquello que estamos proponiendo en nuestros planes académicos; dos, desde la vía de la autoevaluación, que es un mecanismo permanente por medio del cual la institución, a través de diferentes estrategias de participación, logra que se desarrollen en este tipo de procesos de autoevaluación y la determinación de oportunidades de mejoramiento de los programas, en la misma institución y, tres, en términos de la gestión de la calidad, definiendo los estándares y requisitos para fortalecer la prestación del servicio educativo”, afirmó Cristian Gutiérrez.

La Universidad Católica de Manizales trabaja con dos herramientas fundamentales: la primera es el modelo de efectividad institucional, que comprende la efectividad como esa capacidad que tenemos como Institución para responder a las dinámicas del conocimiento y, la segunda es el Sistema Institucional de Aseguramiento de la Calidad que tiene como propósito involucrar la cultura de la calidad en la Universidad en sus procesos de autoevaluación.

“Estamos avanzando en la consolidación y el fortalecimiento de la cultura de la calidad orientada al mejoramiento continuo que es una práctica permanente y sistemática. Los sistemas de autoevaluación, de información, la evaluación de directivas, profesores y personal administrativo, se cumplen gracias a la implementación del modelo de efectividad del Sistema Integrado de Gestión y el Sistema Institucional de Aseguramiento de Calidad”, puntualizó Gutiérrez
 

 

Didier Andrés Ospina

 

 

Líder del Comité de Autoevaluación de la Maestría en Educación

Participación con calidad educativa

La cultura de la calidad está presente en los diferentes procesos que se desarrollan en la Universidad Católica de Manizales, desde sus programas, registros calificados, acreditaciones, y en este proceso de Acreditación Institucional, donde cada colaborador ha sido pieza clave para el funcionamiento de los programas académicos que buscan ser reconocidos ante el Ministerio de Educación Nacional por su calidad educativa.

Didier Andrés Ospina, profesor y líder del Comité de Autoevaluación de la Maestría en Educación, puntualizó que el proceso de autoevaluación se vive en la UCM de manera colectiva con la participación de los diferentes estamentos. Él nos contó su experiencia en la Maestría en Educación de la UCM.

La perspectiva de autoevaluación y mejoramiento continuo ha estado asociada a la capacidad de reconocer desde la percepción de los datos, las evidencias y el cruce de la información que nos da el estado del programa y su proyección en perspectiva de calidad y mejoramiento continuo. Nos sirve para reconocer los procesos académicos, de investigación, extensión y formación continuada y de cualificación que tenemos para responder a los desafíos de la sociedad. La Maestría tiene una gran responsabilidad al recibir estudiantes de los ámbitos local, regional y nacional, que ingresan a un programa que lleva 19 años de historia.

La cultura de la calidad no solo impacta las dinámicas institucionales, sino la transformación social de los contextos escolares y las comunidades a través de nuestros graduados.

“Como maestro puedo decir que, nuestra responsabilidad antes era limitada frente a nuestras funciones, pero ahora frente a la perspectiva de autoevaluación representa tener una mirada crítica, de reconocer los desafíos que tiene la formación, la educación, los estudiantes, el cambio generacional y la investigación. Estos elementos invitan a cualificarnos Y potenciarnos desde la relación entre nosotros y con nosotros para establecer vínculos con otros académicos en lo local, lo regional, lo nacional y lo internacional, que nos permitan potenciar lo que somos y lo que hacemos en temas de calidad” puntualizo Ospina.

Por: Laura González Rivera – Óscar Bayona Villada.

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649