Una vida entregada a la labor social » UCM

Somos UCM

Una vida entregada a la labor social

Bajo su liderazgo, la Fundación Obras Sociales Betania ha gestionado la construcción de 180 casas en La Cumbre y 486 apartamentos en San Sebastián, el Mirador de Betania y Torres de la Presentación.

Publicado el 25 de noviembre de 2020
Categorías:

Hna. Ana María Echeverri Jaramillo
Directora Obras Sociales Betania

Luego del sonido, unos aplausos que no cesan, un saludo fraterno y un agradecimiento a los asistentes, el recinto queda en silencio. Una mujer, llena de la caridad de Marie Poussepin y de una gran capacidad de entrega y servicio, es escuchada con atención y admiración.

Ciertamente hay momentos en los que las palabras no alcanzan cuando lo que hay que decir desborda el alma. Con verdadero sentido de congregación y pertenencia, expreso mi gratitud por haber sido postulada para Caldense del Año 2019.

Este fue el inicio de un discurso solemne, que en medio de la emoción y la gratitud se recitó en el templo de la ciudad el pasado mes de agosto por la Hna. Ana María Echeverri Jaramillo, directora de la Fundación Obras Sociales Betania y reconocida como Caldense del Año 2019.

Este galardón, que se otorga desde hace 44 años por el periódico local La Patria, le fue entregado como reconocimiento a su trabajo incansable por la ciudad de Manizales y las familias más vulnerables, servicio de caridad organizada y vivida en el amor, la piedad, la solidaridad y la responsabilidad social con adultos mayores, niños, jóvenes y familias de la región.

Un llamado de Dios

La Hna. Ana maría, segunda de siete hijos, pasó toda su juventud en Neira, el municipio caldense
donde nació. Al finalizar su bachillerato, una decisión tomó a sus amigos y familiares por sorpresa: sentía que Dios la había llamado para seguir su vida como religiosa. Ellos, atónitos por la decisión, pensaron que ocho días serían suficientes para que la Hna. Ana María volviera del convento, hecho que nunca ocurrió, gracias a su fe, criterio y convicción.

Ingresó a la Congregación de las Hermanas de la Caridad Dominicanas de la Presentación de la Santísima Virgen, fundada hace más de 300 años por Marie Poussepin en el sur de Francia, y actualmente presente en 36 países; la comunidad le dio la posibilidad de estudiar una licenciatura en educación y ciencias religiosas, formación que está a la base de su vocación como maestra.

En los años 70 comenzó un recorrido de enseñanza para la juventud, y ejerció como profesora y directora del Colegio La Presentación en Salamina, Caldas, y su magisterio se extendió a instituciones de los municipios de Honda, Garzón, Ibagué, Cali y Cartago, hasta cuando fue llamada y enviada a ser parte de la Fundación Obras Sociales Betania.

Amor por lo social

A sus 84 años, la Hna. Ana María sigue ayudando material y espiritualmente a todos los necesitados. Como ella lo menciona, “su labor la realiza por herencia, convicción y vocación familiar”, y manifiesta haber recibido de Marie Poussepin el carisma de “la caridad creativa para hacerla evidente en los más necesitados, en los marginados de la sociedad, donde su grito clama, y como dice el papa Francisco: ‘no permitamos la soledad’ y ‘no tengamos miedo a la ternura’”.

Bajo su liderazgo, la Fundación Obras Sociales Betania ha gestionado la construcción de 180 casas en La Cumbre y 486 apartamentos en San Sebastián, el Mirador de Betania y Torres de la Presentación.

Actualmente lidera el proyecto del Mirador del Sagrado Corazón, la gestión de la atención alimentaria de 220 adultos mayores y la entrega de 7000 medicamentos al mes para los más necesitados.

“Un hogar, una luz”, lema de la fundación, seguirá siendo el objetivo de la Hna. Ana María para mantener a la familia como eje central de la vida. Por esta razón, comprende que de las acciones que realiza no espera recompensa, y hace suyas las palabras de Marie Poussepin.

Para mí el trabajo, para el prójimo la utilidad y para Dios la Gloria.

Gracias, Hna. Ana María, por permitirle a la Universidad Católica de Manizales tejerse con Obras Sociales Betania en los proyectos y actividades realizadas en el barrio San Sebastián, por permitirnos ser coherentes con nuestro perfil social y con el llamado de Marie Poussepin y la Congregación a traspasar las fronteras de las pobrezas y construir una sociedad más justa, solidaria y fraterna.

La UCM la felicita nuevamente por su reconocimiento como Caldense del Año 2019.

Cristian Camilo Ruden / cruden@ucm.edu.co

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649