Una vida al servicio de la gente » UCM

Somos UCM

Una vida al servicio de la gente

Esta nueva realidad ha sometido a muchas familias a la vulnerabilidad, y por eso el cuerpo oficial de bomberos de Manzanares fue uno de los pioneros en crear campañas de recolección de alimentos no perecederos para las familias más necesitada

Publicado el 25 de noviembre de 2020
Categorías:

Jhordan Camilo Ramírez González
Enfermería
VII semestre

Manzanares, un pueblo ubicado en el oriente de Caldas a 117 kilómetros de Manizales, es conocido como la “Ciudad Cordial”, y quizás, haciendo honor a este apelativo uno de sus coterráneos, Jhordan Camilo Ramírez González es símbolo de cordialidad y servicio a su comunidad como voluntario en la estación de bomberos del municipio.

Pero no es casualidad que Jhordan, un joven de 21 años y estudiante de VII semestre de enfermería de la UCM, tenga como proyecto una vida dedicada a la salud y el cuidado, pues creció viendo a su abuela ayudando a los demás. “Ella era partera, inyectaba, sobaba, mejor dicho, hacía todo lo referente a la salud en el pueblo”, manifiesta.

Al cumplir 18 años tomó la decisión de ingresar al cuerpo de bomberos, pues quería aportar su granito de arena desde esa linda profesión. En sus años como voluntario se acumulan muchas experiencias, entre estas recuerda la primera vez que atendió un accidente; al otro lado de la línea telefónica, una persona angustiada le contaba el grave panorama, un joven en una bicicleta había colisionado contra un camión. Al llegar, a pesar de los nervios que tenía, su don de servicio fue más fuerte. Al introducirse debajo del camión se encontró con un joven de 16 años, dos años menor que él, y le prestó apoyo psicológico y primeros auxilios básicos. Al enviarlo en la ambulancia su preocupación se hizo más grande; por esta razón, fue al hospital, donde se encontró con la triste noticia de la muerte del joven.

“Un frío recorrió todo mi cuerpo, pues era mi primer paciente, y estaba tan aferrado a la vida que no pensé que fuera a morir. De inmediato me senté y me sumergí en un mar de lágrimas; esto marcó mi vida y me dio una gran lección”, recuerda.

Un reto sin precedentes

En sus años como voluntario nunca se imaginó que tendría que vivir y ayudar en medio de una pandemia. En estos meses, además de estar alerta con cualquier tipo de emergencia, en conjunto con otras instituciones, ha realizado campañas educativas, videos, perifoneo y desinfecciones del área rural y urbana para proteger a la comunidad de la COVID-19.

Esta nueva realidad ha sometido a muchas familias a la vulnerabilidad, y por eso el cuerpo oficial de bomberos de Manzanares fue uno de los pioneros en crear campañas de recolección de alimentos no perecederos para las familias más necesitadas.

Al preguntarle por lo más difícil de esta experiencia, Jhordan tiene claro que la conciencia de la población sobre el riesgo que está corriendo y el miedo a ser contagiados están latentes, pero los agradecimientos de la ciudadanía y los mensajes de felicitación por su labor han sido el motor para seguir con su trabajo.

Un sueño hecho realidad

Jhordan cree que su voluntariado y su carrera profesional se complementan y le han permitido aplicar sus conocimientos de enfermería en la atención que presta a través de este organismo de socorro.

La UCM y la enfermería significan todo para él.

Convertirme en enfermero es una oportunidad para darles una gran lección a las personas cercanas a mí, demostrarles que no importa el estrato socioeconómico o si eres de un pueblo; lo que importa es luchar y tener las metas claras hasta que las puedas alcanzar.

Aunque entiende que su vida profesional como enfermero puede ser un obstáculo para seguir como voluntario, tiene claro que su vocación seguirá en pie: “Mi ideal a futuro es ser un instructor de bomberos que fortalezca la educación y el conocimiento de las instituciones bomberiles; quiero también seguir dejando huella en el mundo como enfermero”.

Para la UCM, Jhordan es un estudiante que hace vida el perfil social de la Universidad y de su apuesta por la formación integral cuando afirma: “Me encanta ser bombero porque cada día adquiero una experiencia nueva, aprendo a trabajar en diferentes campos y puedo ayudar desde mi profesión a las personas que lo necesitan sin importar el lugar, la hora o la condición. Ayudar a los demás es algo que le da sentido a mi vida y me ayuda cada día a tener una mejor calidad como ser humano”.

Gracias, Jhordan, por llevar el sello de la UCM en tu labor como bombero, en tu labor como estudiante, en tu labor cotidiana… ¡Nos sentimos orgullosos de ti!

Cristian Camilo Ruden / cruden@ucm.edu.co

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649