Somos UCM

Soluciones biológicas con impacto global

Patricia Eugenia Vélez Arango es la gerente técnica de Soluciones Microbianas del Trópico, una empresa con base biotecnológica que nació hace 17 años bajo el espíritu emprendedor de dos bacteriólogas egresadas de la UCM.

Publicado el 11 de mayo de 2017
Categorías:

En el año 1989 no sólo cayó el muro de Berlín; en Colombia, a raíz de la ruptura del pacto cafetero, hubo muchas dificultades que obligaron en cierto momento a la Federación Nacional de Cafeteros a hacer un recorte de personal en las áreas más importantes, dentro de las que se ubicaba Patricia. 14 años fue el tiempo que trabajó allí, junto a su compañera María Nancy Estrada, en el control biológico consistente en el empleo de microorganismos, insectos y seres vivos en general para controlar plagas y enfermedades en cultivos de importancia económica.

Gracias al conocimiento y la trayectoria que habían adquirido en esa área tuvieron la motivación, al realizar la conciliación con Cenicafé, de crear empresa en la producción de agentes microbianos. Para ese propósito tuvieron en ese entonces todo el apoyo del centro investigativo y fue así como les rentaron una casa de la granja, que era un antiguo laboratorio de química, donde empezaron a diseñar espacios para la producción masiva de estos agentes biológicos.

Actualmente su principal cliente es el agricultor cafetero y, en consecuencia, los comités de cafeteros del país. Las licitaciones llueven por montones pues dicha herramienta debe estar presente en los esquemas de manejo sanitario de los cultivos y se ha convertido en una alternativa obligada para la siembra nueva, resiembra de cultivos, manejo  sanitario del cultivo sembrado y establecido, entre otros. El segmento se extiende hacia otro tipo de cultivos: los frutales; incluyendo aguacate, granadilla, naranja, mandarina y otros como la palma de cera.

Tienen once empleados a cargo y exportaciones a El Salvador, Panamá, a la vez que cubren buena parte del mercado nacional. Cuentan con cinco referencias de producto: Trichotrópico, Bovetrópico, Metatrópico, Paecilotrópico y Tropimezcla, avalados por el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) para garantizar su exhibición en cualquier estantería del país.

El segmento se extiende hacia otro tipo de cultivos: los frutales; incluyendo aguacate, granadilla, naranja, mandarina y otros como la palma de cera

Hace dos años participaron en el programa Empresas de Alto Potencial (EAP) de Manizales Más, experiencia que les abrió el panorama, les brindó una dimensión diferente de la empresa y su proyección. A raíz de eso, diversas empresas se interesaron en su participación accionaria al estar calificada como una de las empresas más exitosas en la actualidad, puesto que ofrecen un componente imprescindible de protección ambiental. Durante el proceso apareció el grupo Nutresa para hacer un ofrecimiento; ante la falta de experiencia fue necesario empezar desde la propia valoración de la empresa, aunque complejo, el ejercicio fue fructífero y les permitió consolidar la tan anhelada participación accionaria.

Patricia ha sido docente de programas de pregrado y posgrado en la UCM y ha tenido a su cargo tareas de relevancia como la visita de pares para la Maestría en Microbiología Agroindustrial, programa que recibió el aval con el que cuenta actualmente. Guarda un especial cariño por la Institución y cree en el talento joven; habla con orgullo de su crecimiento e impregna a futuros emprendedores de motivación e insiste en la preponderancia de contar con una buena idea de emprendimiento, desarrollarla, robustecer el concepto y no conformarse con ser empleado.

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649