Somos UCM

Pasión por la investigación ambiental

Irene Saffon Mejía encontró en la investigación un mecanismo natural para la purificación del aire, aguas residuales y suelo. Gracias a su proyección y asesoría del Startup Más hoy en día es pionera en este campo a nivel local.

Publicado el 11 de mayo de 2017
Categorías:

Irene nació en el 86, vive con sus padres y es la menor de dos hermanas. Luego de graduarse del colegio decidió estudiar inglés en Vancouver (Canadá) durante seis meses. Al regresar se radicó en Bogotá para estudiar Biología Marina, pero después de cuatro años no pudo finalizar, ya que posee un problema en los oídos que le impide bucear. Ella sabía que sus intereses se enfocaban en lo ambiental y fue así como llegó a la UCM, en donde egresó como ingeniera ambiental en 2015. En la institución supo que lo suyo era el agua; realizó investigaciones sobre remoción de aluminio y otra de hidrocarburos que hicieron las veces de tesis.

Feel Water vio la luz en un semillero de investigación de la Universidad, el cual se enfocó en el tratamiento de agua con modelos alternativos; fitorremediación es el nombre que recibe este proceso. Su participación en el semillero le permitió cimentar las bases que la llevarían a trabajar de lleno con su empresa desde 2016. No obstante, sintió la necesidad de aprender un poco más del tema, no conformarse sólo con la investigación y pasar de la teoría a la práctica.

Realizó su práctica profesional en Toptec. Allí, en compañía de su grupo de trabajo, realizó los diseños de la planta para el tratamiento de agua que están próximos a ser implementados. Con el fin de expandir sus conocimientos viajó a Holanda para realizar un curso sobre diseño de humedales en la Unesco relacionado con el tratamiento de aguas. Si bien concibió a Feel Water como una empresa dedicada al tratamiento de humedales, el mercado la obligó a adaptarse e incursionar en la gestión de permisos de vertimientos. Hoy en día posee tres líneas de negocio: tratamiento de aguas con humedales, asesorías y permisos de vertimientos.

Como en todo, iniciar no fue sencillo, así que decidió buscar la ayuda del StartUp Más, donde ingresó en la etapa “Persigue” y quedó en manos de Lina Flórez, líder de Emprende UCM quien le brindó asesoría y le planteó un horizonte más claro. Ingresó al concurso Eureka ocupando el primer lugar en la categoría abierta; el premio obtenido lo invirtió en la adquisición de un equipo de lectura de agua. Su triunfo también le permitió recibir asesoría en branding por parte de los estudiantes de Publicidad de la UCM.

Con el fin de expandir sus conocimientos viajó a Holanda para realizar un curso sobre diseño de humedales en la Unesco relacionado con el tratamiento de aguas

Ahora que conoce a la perfección su mercado objetivo, sabe que debe concentrarse en un nicho específico. En este momento Irene emprende su camino sola, no desea tener socios pues considera que así la empresa puede crecer al ritmo que ella considere adecuado. ‘Pasión’ fue siempre la palabra insigne de Irene, así que, tras reunirse con su publicista decidió usarla pero en inglés pues de esta forma generaría una mayor recordación; así nació Feel Water.

Sabe que en el tema referente a tratamientos limpios y sostenibles no tiene competencia en la ciudad de Manizales. Trabaja con jabonerías Hada, para quienes está diseñando una planta de tratamiento; con Confa, dando una asesoría; Toptec y Café Export. Pero no se limita a su ciudad, también cuenta con clientes en Medellín, donde trabaja con el SENA realizando una investigación con minería en El Bagre, Antioquia. ¿Su visión? En 5 años se proyecta con mercado estable en el Eje Cafetero, con clientes constantes y sin dejar de lado la proyección nacional.

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649