Somos UCM

Nunca es tarde para dar el primer paso

Jhon Fredy es un apasionado de la arquitectura y está convencido de que, a partir de este aprendizaje académico, va a lograr abrir las puertas por las que siempre quiso entrar.

Publicado el 29 de abril de 2018
Categorías:

Nunca es tarde para empezar a diseñar un nuevo estilo de vida, y el ejemplo más claro es el de Jhon Fredy Montoya Patiño, quien a sus 42 años decidió estudiar lo que toda su vida lo apasionó y lo motivó a trabajar para poder lograr ser quien hoy es: estudiante de Arquitectura.

Que una persona comience a estudiar un pregrado a los 42 años no es algo muy común, pero para Jhon es el inicio de grandes cosas. En el año 1993, él y sus hermanos no tuvieron la oportunidad de ingresar a una universidad y la única prioridad era conseguir trabajo para comenzar a progresar y mantener a sus padres. Jhon contó con la fortuna de ingresar a una empresa especializada en aluminio arquitectónico y trabajó ahí durante 7 años, donde adquirió el conocimiento suficiente para crear su propia empresa, “puse mi empeño en aprender sobre el dibujo y el diseño y creo que lo logré. Gracias a este aprendizaje pude crear mi propia empresa y no me arrepiento porque me ha generado muy buenos ingresos a lo largo de los años”.

Jhon Fredy nunca renunció a la idea de estudiar Arquitectura, pues esta carrera le iba a brindar las herramientas pertinentes para seguir trabajando y liderando proyectos en la ciudad de las puertas abiertas , “A mí me quedaba mucho tiempo libre y ahí fue que comencé a pensar que ese espacio lo podía utilizar para estudiar, y aquí estoy con las pilas bien puestas y la mejor actitud posible para sacar buenas notas, demostrando que si puedo estar a la altura de mis compañeros”.

Los primeros días de clases para Jhon fueron algo complejos, pues asegura que se sentía muy extraño al estar rodeado de tanto “joven”, pero que con el tiempo, estos muchachos como los llama él, fueron de gran apoyo en este proceso académico, al igual que la UCM, ya que pasadas las fechas de inscripción, lo recibieron sin ningún problema, “Le agradezco a la Universidad y a la directora del programa de Arquitectura porque me han acogido de la mejor manera, haciéndome sentir un “pelado” más dentro y fuera de las aulas de clase” contó Jhon.

Ahora sus tiempos libres, Jhon se los dedica a su hijo de nueve años, quien es el motor de su vida y por el que lucha a diario para que se sienta orgulloso.

Mi hijo siempre me veía en las obras haciendo diseños e involucrado mucho en esto, pensando que ya era arquitecto y eso me llena de orgullo porque ahora sí voy a serlo y él va a estar presente en todo este trayecto.

A Jhon le apasionan otras cosas aparte de la arquitectura: es hincha a morir del Once Caldas, acompaña al equipo en el Palogrande sin falta, también le va a la música y a tocar batería; su género preferido es el rock. Se considera una persona sincera, alegre y solidaria, principios que se encuentran alineados con la identidad de la Universidad Católica de Manizales.

 

 

Por: Saúl Alejandro Chávez López. schavez@ucm.edu.co