Somos UCM

Limpieza profunda desde el interior

Carolina Alzate Trujillo ingresó en el 2009 al programa de Administración Turística de la UCM, pero una oportunidad de emprendimiento se le atravesó en el camino. En 2014 regresó con la plena convicción de obtener su título, realizó la práctica y el proyecto de grado en su empresa y espera graduarse en los próximos meses.

Publicado el 11 de mayo de 2017
Categorías:

Tissué Spa nació como una iniciativa de emprendimiento mientras que Carolina estudiaba en la Universidad Católica de Manizales. Hizo parte de Addventure Más, programa de Manizales Más, en el que participó como empresa innovadora. Desde que cursaba primer semestre tuvo clara la meta de montar empresa, tener personal a cargo e incursionar en la línea de salud y bienestar; tema que le apasiona y ha llamado siempre su atención, gracias a las bases que le dieron sus docentes de emprendimiento.

Carolina ofrece una solución para la problemática del estrés que padece a diario el oficinista para aquellos que desconocen la manera para combatirla o por lo menos remediarla. La salud, el cuidado personal, el bienestar físico y la salud mental, son temas que siempre le han apasionado. Por eso el nombre de su spa no es producto del azar; dentro de tantas lluvias de ideas realizadas, buscando temas relacionados con el bienestar y palabras originarias de la cultura oriental halló un idioma denominado tagalo, cuyo significado es: limpieza profunda desde el interior.

Generan 20 empleos directos; el personal está compuesto por madres cabeza de familia que han recibido el apoyo de Tissué Spa para obtener su título como Técnicos en Estética y Cosmetología o en Terapias Manuales

Inicialmente ofreció terapias de bienestar a nivel individual, grupal o en pareja. Fue pionera en la idea de organizar fiestas tipo spa en Manizales, dirigidas al público infantil. Para las parejas propuso un espacio de tranquilidad que garantizara una conexión por medio de un masaje y una cena. Pero como toda buena idea tuvo su maduración decidió enfocarse en el sector empresarial, pues entendió que es un segmento con gran poder adquisitivo que está compuesto por ejecutivos que sufren constantemente de estrés y cansancio.

El servicio a domicilio inició en Santágueda, apoyado con una etapa previa de volanteo para captar interesados y agendar citas para prestar el servicio en fincas; ese carro particular, que utilizaban para prestar el servicio a domicilio, se convirtió en el Tissué Spa Móvil, usado para trasladar todos los equipos requeridos y cubrir la zona del Eje Cafetero. Desde el 2014 cuentan con cuatro sedes: dos en Manizales (la principal en el barrio Palermo y otra en el Recinto del Pensamiento), una en Pereira y otra en Armenia.

Como factor diferenciador evita promocionarse como centro de estética, pues no practican tratamientos invasivos, reductores o postoperatorios. Se enfocan únicamente en lo natural; los productos e insumos utilizados son de origen orgánico y preparados por ellos mismos: café de la región, coco, chocolate y muchas frutas mezcladas con aceites esenciales. Por eso tiene razones de peso para pensar en lanzar su propia línea de productos.

Otro de los diferenciales que destaca es la calidad humana; terapeutas capacitados mes a mes en atención y servicio al cliente. Generan 20 empleos directos; el personal está compuesto por madres cabeza de familia que han recibido el apoyo de Tissué Spa para obtener su título como Técnicos en Estética y Cosmetología o en Terapias Manuales. Espera abrir microfranquicias dirigidas a dichas madres, personas con otro color de piel y reinsertados de estratos menores pues recalca la relevancia del compromiso social.

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649