Somos UCM

Cría de terneros como emprendimiento

El V Encuentro “Ingenio en Movimiento” fue el escenario donde el estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad Pontificia Bolivariana -UPB- convenio UCM, Santiago López Díaz, pudo presentar su proyecto.

Publicado el 6 de junio de 2017
Categorías:

Tras finalizar su presentación, el estudiante de octavo semestre contó detalles sobre el proyecto “Levante y cría de terneros”, el cual trabajó junto a su compañera Laura Manuela Zuluaga, en la materia de Gestión de Proyectos.

 ¿En qué consiste el proyecto?

Es un proyecto de emprendimiento productivo e involucrado en el sector agropecuario. Consiste en optimizar, a través de diferentes técnicas y manipulación del ganado, el periodo de crecimiento y maduración con el fin de aumentar sus ciclos de producción en los hatos lecheros o en las producciones de carne.

Consiste en optimizar, a través de diferentes técnicas y manipulación del ganado, el periodo de crecimiento y maduración

¿Por qué es importante para usted la realización de este tipo de jornadas académicas?

 Es muy importante porque podemos exponer y darnos a conocer con los diferentes proyectos que formulamos en las aulas y además que se puede mostrar la versatilidad que tenemos como ingenieros industriales para desempeñarnos en cualquier área de oportunidad en el mercado.

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649