Somos UCM

La tecnología no es el fin sino el proceso

El reconocido docente universitario, Óscar Correa Marín, quien fue el primer egresado de Ingeniería Industrial de la Universidad Nacional de Colombia, participó en el panel que cerró el V Encuentro “Ingenio en Movimiento”.

Publicado el 8 de junio de 2017
Categorías:

Luego de finalizar el panel, el cual fue moderado por el profesor Carlos Eduardo Mesa Mesa y en el que también participaron los docentes Pablo Renato Gutiérrez Colunge y Adriana Cárdenas Cardona, Correa Marín habló con la Unidad de Marca.

Usted hablaba de algo en particular y es cómo la tecnología nos está absorbiendo actualmente. ¿Cómo lograr que los estudiantes logren apropiarse del conocimiento y le den importancia a otras cosas?

Primero debemos entender que la tecnología no es el fin mismo y tampoco  son los aparatos, la tecnología es todo el proceso que permite llegar a los aparatos y es para un fin que es mejorar la calidad de vida de los seres humanos; ese es el primer punto. Lo que pasa es que muchas veces nos concentramos en resaltar el desarrollo tecnológico técnico y nos olvidamos de que eso tiene es un propósito de servicio a la gente. El segundo punto es que realmente hay que aprender a reconocer el conocimiento implícito detrás de un desarrollo tecnológico. Cuando uno aprende a reconocer ese conocimiento implícito, de una vez está realzando la participación del ser humano en él, porque el conocimiento lo tienen las personas y no las cosas.

Primero debemos entender que la tecnología no es el fin mismo y tampoco  son los aparatos, la tecnología es todo el proceso que permite llegar a los aparatos y es para un fin que es mejorar la calidad de vida de los seres humanos

Yo puedo consultar o revisar Wikipedia o cualquier enciclopedia en internet pero algún ser humano tuvo que haber puesto esa información; lo que debemos hacer es aprender a reconocer el conocimiento. Y el tercer punto que nos puede aproximar mucho a que la tecnología tenga un sentido es volverla pertinente, pero entendiendo como pertinencia aquella tecnología que verdaderamente se adapta a nuestra forma de vivir y mejora nuestra condición de vida. La tecnología tiene un elemento cultural propio, porque la ciencia por ejemplo es universal pero la tecnología tiene un ámbito cultural propio. Esos elementos no nos dejan perder el polo a tierra respecto a qué es y cómo juega el ser humano ahí.

¿Por qué es importante para usted la realización de este tipo de jornadas académicas?

Porque son una oxigenación del estudiante, lo saca de la rutina, lo pone en contacto con otros puntos de vista y adicionalmente genera un espacio de reflexión necesario.

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649