Somos UCM

La respuesta es Colombia

Es la frase que mejor puede describir el momento por el cual está atravesando el país según Daniel Reyes Cañón, Director de Comunicaciones de la Marca País Colombia.

Publicado el 19 de septiembre de 2013
Categorías:

En entrevista con la Coordinación de Marca de la Universidad Católica de Manizales, Daniel explicó que la marca país busca potenciar la buena imagen de Colombia ante el mundo, contándole por medio de hechos por qué somos la respuesta.

¿Por qué Colombia es la respuesta?

La respuesta es Colombia porque tenemos una gran cantidad de cosas que ofrecerle al mundo en este momento, cosas que están buscando los industriales, los compradores de producto internacional, los turistas, los viajeros; todos están buscando nuevas cosas que Colombia en este momento está ofreciendo, es decir, las condiciones del país en este momento nos permiten mirar hacia el mundo con un ánimo nuevo y con posibilidades de competir; y de darle soluciones al mundo.

¿En Colombia, qué nos hace únicos y diferentes?

La megadiversidad. La diversidad geográfica, étnica, lingüística, cultural, biodiversa. Tenemos muchas cosas que podemos ofrecer y esa es la razón por la cual somos únicos.

Hay tantas cosas por contar!. Llevábamos tantos años con pena que no nos atrevíamos a mirar hacia el mundo, contarle las cosas; así que ahora es el momento

¿Qué hechos cree que nos hace falta contarle al mundo?

¡Esa es una lista bien larga!. Nos hace falta contarle al mundo por ejemplo que tenemos depósitos minerales de los cuales hemos explorado sólo el 5%. Nos hace falta contarle al mundo que tenemos la fuerza laboral más capacitada de América Latina. Nos hace falta contarle al mundo la calidad de nuestro sistema educativo. Nos hace falta contarle a los colombianos que universidades y hospitales del mundo entero están remitiendo pacientes a Colombia por la calidad de nuestro servicio médico. ¡Hay tantas cosas por contar!. Llevábamos tantos años con pena que no nos atrevíamos a mirar hacia el mundo, contarle las cosas, así que ahora es el momento.

¿La marca país somos todos?

Indudablemente. El principal componente de la marca país es el ciudadano, entre todos hacemos marca. Cada vez que viene un turista a Colombia, la manera en la que yo le hablo del país, está construyendo una imagen del mismo; entonces si yo recibo al turista y lo atiendo muy bien pero le digo “no, usted no se imagina aquí lo difícil que es montar empresa”, ese turista uno no sabe si el día de mañana es un inversionista que dice “no, a mi este personaje me dijo que montar empresa en Colombia es difícil, entonces mejor me voy con mi dinero a otro país”. Y sobre ello vale la pena decir que en muchas ocasiones no somos conscientes que esas cositas pequeñas, que esos detallitos pequeños que indudablemente ayudan a consolidar la imagen del país.

¿Cuál es el compromiso de los colombianos para construir marca?

Primero cambiar de actitud, dejar de mirar el problema y enfocarnos en la solución; porque problemas tenemos y no lo estamos desconociendo, pero también hay soluciones. No esperar a que otros vengan a solucionarme los problemas, sino ser yo la solución, ser yo la respuesta, tomar las oportunidades y no esperar a que otro venga y las tome por mi.

. . .

Por: César Castiblanco Laurada. cecastiblanco@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649