Somos UCM

La importancia de la biodegradación

La profesora mexicana de Ingeniería Ambiental UCM, quien a su vez es química con doctorado en Ingeniería de Procesos y del Ambiente, egresada del Instituto Nacional Politécnico de Toulouse, Francia, dio apertura al Curso Internacional de Contaminantes Emergentes en donde habló sobre los retos actuales en este tema.

Publicado el 10 de mayo de 2017
Categorías:

De una manera clara, la profesora María Elena Hernández Rojas, explica en qué consisten los contaminantes emergentes y la implementación de las plantas de tratamiento de aguas residuales y superficiales.

¿Qué son los contaminantes emergentes?

Son compuestos que son de difícil biodegradación. Normalmente los contaminantes son degradados por procesos biológicos o por procesos oxidativos químicos sobretodo por la radiación de la luz solar, entonces allí hay una transformación. Este tipo de contaminantes son sobretodo los de la industria farmacéutica, medicamentos o toda la gama de productos para la higiene personal. Cada vez la población ingiere más medicamentos que son liberados al ambiente sin preocuparnos, pues creíamos que los tomábamos en dosis muy pequeñas y que los microorganismos los iban a biotransformar a elementos más inocuos; vale la pena aclarar que el último elemento inocuo es el CO2 (Dióxido de Carbono).

Todos eso que consumimos y desechamos no se transforma en nuestro organismo, pues tomamos dosis muy altas y el cuerpo no alcanza a transformarlos, desechándolos en las aguas residuales, pasando por la línea de drenaje donde no hay degradación, luego llegan a las plantas de tratamiento de aguas donde tampoco hay degradación y después son arrojados a los diferentes sistemas en donde se acumulan.

Es un reto mejorar los sistemas de depuración de aguas residuales para eliminar, no solamente la materia orgánica, sino específicamente este tipo de compuestos emergentes

¿Por qué es importante hablar de los contaminantes emergentes?

Puesto que muchos son antibióticos, entonces así como son antibióticos para nosotros, lo son para muchos organismos que son benéficos, para el ambiente que llevan a cabo los procesos de depuración. Estos mismos elementos que podrían llevar a cabo una degradación biológica también son tóxicos para esos organismos que los van a biodegradar.

Muchos de estos elementos tóxicos son ingeridos por los peces y alteran su metabolismos hormonales e interfieren en los procesos de reproducción e inhibiendo el funcionamiento de microorganismos que son buenos y que ayudan a depurar  los demás contaminantes; por eso es importante su eliminación, porque actúan como antibióticos ante microorganismos buenos, también los peces y demás organismos acuáticos van a ingerir antibióticos. Cada vez los microorganismos se hacen más resistentes a los medicamentos.

¿Entonces es allí donde entra la implementación de las plantas de tratamiento de aguas residuales y superficiales?

Claro. Nosotros normalmente, en una planta de tratamiento de aguas, nos ocupábamos de degradar en forma global a la materia orgánica sin ir puntualmente sobre este tipo de compuestos. Es un reto mejorar los sistemas de depuración de aguas residuales para eliminar, no solamente la materia orgánica, sino específicamente este tipo de compuestos emergentes.

Por: Juan Pablo Arbeláez Arsitizábal. jarbelaez@ucm.edu.co