Somos UCM

Escuelas familiares para la paz

Los habitantes del barrio San Sebastián, ubicado en la ciudadela del norte de Manizales, sienten que hoy tienen muchas más oportunidades gracias al trabajo que la UCM, junto a diferentes instituciones de la ciudad, viene realizando desde hace varios años con toda la comunidad.

Publicado el 9 de agosto de 2017
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales busca establecer estrategias para potenciar las relaciones familiares y sociales y empoderar a los padres y cuidadores frente a su rol educativo y formativo en la educación de sus hijos. Para ello, en jornadas realizadas en la casa pastoral del barrio, se han generado capacidades en 25 padres y cuidadores de la comunidad por semestre y 75 niños de la escuela deportiva de fútbol.

Se han generado capacidades en 25 padres y cuidadores de la comunidad por semestre y 75 niños de la escuela deportiva de futbol

Este proyecto aporta en la construcción de paz ya que se brinda a los niños, padres y cuidadores herramientas y estrategias para la resolución y trámite de conflictos, con el fin de construir la paz desde las familias, y que los hijos puedan replicar esta forma de actuar en todas las relaciones de su cotidianidad.

Conozca el proyecto San Sebastián

. . .

Artículo construido con base en información derivada de los proyectos, informes y balances realizados por la Unidad de Gestión Social de la Universidad Católica de Manizales (UCM).

. . .

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649