Somos UCM

El amor por la ciencia, la docencia y los alimentos

La investigación enraizada en la cotidianidad de los alimentos de culto en Colombia. La cercanía con el estudiante para potenciar sus habilidades en exploración agroindustrial son sus apuestas.

Publicado el 7 de junio de 2019
Categorías:

“El amor por la ciencia, la docencia y los alimentos toman forman en el IMBA”

Katherin Castro Ríos
Programa: IMBA
En la UCM desde: 2017

“Rara, pero tierna”, es la forma en la que se define Katherin Castro Ríos mientras desliza una sonrisa burlona, para posteriormente resaltar los aspectos que ella considera más la identifican: se considera una persona responsable, ética, trabajadora y comprometida con sus labores.
Ingeniera de Alimentos por profesión y gusto, pues allí encontró el lugar donde podía desenvolverse en un área que la atraía. “Me gusta mucho un área de la ciencia de alimentos que se llama Análisis Sensorial, que consiste en catar cosas, probar desde el sabor, olor y textura”, manifiesta.

Además, Katherin posee Especialización en Desarrollo Agroindustrial y Doctorado en Ciencias Agrarias, capacitaciones que destacan su perfil y se ven reflejadas en su labor dentro de la UCM, donde desempeña funciones como profesora en la Maestría en Microbiología Agroindustrial y como docente investigadora del Instituto de Investigación en Microbiología y Biotecnología Agroindustrial (IMBA). “Apoyo la maestría con temas de agroindustrias. La formación de la especialización y el doctorado van orientadas a guiar al estudiante en ese contexto de la agroindustria antes de entender qué es microbiología agroindustrial”, enfatiza.

Más allá de la docencia, Katherin ha tenido un lazo más extenso con la UCM, pues también ha recibido apoyo en su formación profesional.

El año pasado hubo una convocatoria para formación posdoctoral con Colciencias y, para concursar, la Universidad debía presentarme. Ellos ponían una parte de la contrapartida: Colciencias ponía el sueldo de todo el año y la Universidad, con la Rectoría, el apoyo para poder presentarme a la convocatoria. Acá estoy.

Su preparación posdoctoral está relacionada con un proyecto que actualmente ejecuta, que es el estudio de la vida útil de uno de los ingredientes tradicionales y de culto en la gastronomía colombiana: la masa de empanadas. El propósito de ese proyecto es evaluar la duración del producto y, a partir de datos básicos, conocer cuánto es el tiempo mínimo de duración en refrigeración y en congelación, para ello se alió con Maquiempanadas, una empresa enfocada en las máquinas para la producción de este alimento.

“Ellos tienen una estrategia, que es una escuela para hacer empanadas, y la idea es, en ese espacio, hacer transferencia de conocimientos que estamos generando con el proyecto en todo, desde lo más básico hasta la vida útil, con el fin de que el empresario mejore su productividad y venda productos de buena calidad”, explica Katherin, quien además hace eco del salto de calidad que puede adquirir la empresa al trabajar articulada con la academia, por tanto, asegura que pueden garantizar el logro de sus objetivos y mejorar el producto, aspecto que generaría mayor venta de sus máquinas.

Por otra parte, su labor profesional dentro de la UCM trasciende lo académico e investigativo, viaja también por los albores de la integridad de los estudiantes y la construcción de personas equilibradas.

En la UCM la relación con los estudiantes es mucho más personal y humana. Un docente es como un hermano mayor, un guía.

Katherin Castro tiene el sello UCM de alta calidad y lo evidencia dentro del laboratorio, en las aulas y en su aporte al crecimiento personal de los estudiantes.

 

Por: Pablo Andrés Guerrero Gómez.

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649