Somos UCM

Dos décadas dedicadas al servicio

A Doris muchas personas no la relacionan con el área de la salud ni saben que es bacterióloga de formación, pero ella cree que los determinantes en salud son sociales, por lo que desde que realizó su rural en salud gustaba de trabajar con la comunidad.

Publicado el 11 de agosto de 2017
Categorías:

Doris Hincapié Ramírez es la actual coordinadora de la Unidad de Gestión Social de la Universidad Católica de Manizales. Sus estudios en Bacteriología, una especialización en Microbiología y una maestría en Educación la llevaron a desempeñarse como docente en la institución durante 20 años en el área de la salud. Su vocación siempre estuvo inclinada hacia el servicio social, por ello hace 7 años llegó a la Unidad de Gestión Social como líder de proyectos y en el año 2015 fue nombrada coordinadora de la misma.

Su vasta experiencia en el área y sus condiciones humanas y profesionales han permitido que desempeñe su rol a cabalidad, ha logrado articular todas las acciones que están enmarcadas en el modelo de gestión social que han impactado positivamente diversas comunidades de la ciudad con las que trabaja la UCM. Estas acciones e impactos siguen una de las principales razones de ser de la Institución y se enmarcan en el legado de Marie Poussepin de forjar personas integrales, líderes constructores de una nueva humanidad.

Con la gran necesidad de validar su modelo de gestión social, la Unidad ha implementado acciones en diferentes zonas de la ciudad, como el barrio San Sebastián y la vereda Morrogacho, en donde Doris ha jugado un papel primordial desde su trabajo con poblaciones vulnerables a las que ha brindado un acompañamiento integral con un equipo interdisciplinario de la UCM. Los proyectos cuentan con el acompañamiento de la Unidad Académica de Formación Humano Cristiana y son liderados desde el área de Salud y las facultades de Educación e Ingeniería.

Se escogió a la comunidad de San Sebastián por una invitación de la Fundación Obras Sociales Betania, obra de las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación, quienes en su misión construyeron apartamentos para las personas que reubicaron de la comuna San José. Según Doris muchas familias habitaban casas grandes y pasaron a apartamentos en altura donde se presentan dificultades de convivencia y por ello la Fundación identificó la importancia de una intervención y así buscaron a la UCM.

Con la gran necesidad de validar su modelo de gestión social, la Unidad ha implementado acciones en diferentes zonas de la ciudad, como el barrio San Sebastián y la vereda Morrogacho

El proyecto inició con apoyo pedagógico para los niños que tenían debilidades en áreas como inglés, matemáticas e informática. Luego surgió otro problema: los niños se encontraron con la realidad de que sus padres no tenían tiempo ni conocimiento para apoyarlos. Surgen entonces las escuelas para padres, donde, niños y adultos desarrollaban actividades conjuntas. Dentro de esa iniciativa, aparece un proyecto de construcción participativa, apoyado por el programa de Arquitectura y con el liderazgo del profesor Daniel Ricardo Posada, que consistía en la construcción de un parque con ecoladrillos, los cuales fueron recogidos por estudiantes de diferentes colegios de la ciudad y de la UCM.

Además, se desarrollaron los proyectos “Calidad de Vida, Compromiso de Todos” y “Comedor Adulto Mayor Corazón de María”, en el que ancianos de estratos uno y dos en condición de vulnerabilidad reciben visitas médicas y se generan espacios de recreación. Muchos de ellos no son tan adultos, pero han vivido en condiciones difíciles, tienen déficit nutricional y cognitivo. El objetivo es rehabilitar lo que han perdido estas personas, y un aspecto importante es que con el paso del tiempo han mostrado una evolución satisfactoria.

. . .

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649