Somos UCM

Creando emociones que marcan

Seguir expandiéndose, dar el paso internacional y continuar ‘creando emociones que marcan’, son los anhelos de Pragma, una pequeña gran agencia manizaleña fundada por Daniel Jerónimo Naranjo, egresado del programa de Publicidad de la Universidad Católica de Manizales, UCM.

Publicado el 11 de mayo de 2017
Categorías:

Daniel optó por dejar de lado su pinta de universitario, archivar sus collares y piercings para adoptar un semblante que le brindara credibilidad frente a futuros clientes. Además de su título profesional, cuenta con una especialización en Gerencia de Mercadeo y Ventas, y actualmente está cursando otra en Bogotá, relacionada con marketing político.

Fundó la agencia en 2011 y, como suele suceder con algunos emprendedores, empezó a trabajar sin nombre pues el tiempo apremiaba. Todo comenzó en el barrio La Estrella, en un pequeño local que le permitió llegar de manera posterior al barrio Palermo y luego abrirse paso hasta Bogotá, en donde se encuentra su amigo —y ahora socio— Leandro Soto, un administrador de empresas también manizaleño. Atendiendo a las necesidades de un mercado bastante saturado por la publicidad convencional, decidieron apostar por el tema de BTL, marketing y eventos empresariales.

Daniel siente la necesidad de retribuir a la Universidad todo lo que ha hecho por él al formarlo como empresario y brindarle parte del talento humano que hoy conforma en un 70% su agencia

El Once Caldas fue el primero en creer en su trabajo; los muchachos de Pragma no encontraron reparos en trabajar para la institución blanca a pesar de la difícil situación económica que atravesaba en aquella época; por el contrario, lo asumieron como una oportunidad que les abriría las puertas para trabajar para otras reconocidas marcas de la capital caldense, y así fue: Alcaldía de Manizales, Centro Comercial Fundadores, Cormanizales, Bata, Súper de Alimentos, Efigas Brilla, Sumatec, Bellota, Ara, Celema y Renault son algunos de los nombres a tener en cuenta.

Pertenecieron a Manizales Más el año pasado, en el programa Empresarios de Alto Potencial, donde aprendieron a darle valor y relevancia al tema comercial, a filtrar clientes y descartar aquellos que sólo generan endeudamiento y fatiga. El crecimiento ha sido importante; en el 2014 facturaron 500 millones de pesos, el año posterior duplicaron la cifra y pasaron a facturar cerca de 1.100 millones de pesos, y en el 2016 dicha cifra ascendió a los 2.200 millones.

“Nadie nace aprendido”, afirma Daniel e insiste en lo arduo del camino recorrido; han cometido errores que han costado millones pero que se han retribuido con aprendizaje y experiencia para atender con pericia las nuevas solicitudes. Actualmente generan 20 empleos directos en Manizales, Bogotá y Valledupar,  30 indirectos en temporada baja y 100 en temporada alta.

Daniel siente la necesidad de retribuir a la Universidad todo lo que ha hecho por él al formarlo como empresario y brindarle parte del talento humano que hoy conforma en un 70% su agencia. Pragma confía en el talento joven, en la oportunidad para formarlo, moldearlo y enrutarlo por el sendero que requiere la agencia. Allí insisten en que los clientes se deben cuidar y consentir para garantizar un tema de fidelización. Las metas son claras; en cinco años aspiran tener tres sedes bien consolidadas en Colombia y apuntarle a la apertura en un país sudamericano, sin descuidar su sede principal e insistiendo en que se debe confiar en el talento local.

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649