Somos UCM

Café de calidad que construye tejido social

La disciplina, constancia y ansias de progreso de Luisa no concuerdan ni siquiera un poco con su corta edad; sus sueños parecieran no tener límite y lo demuestra con lo logrado hasta el momento.

Publicado el 11 de mayo de 2017
Categorías:

Luisa Fernanda Segura, con 20 años, ya es toda una experta en el tema de producción de café, iniciativa que tomó años atrás cuando apenas cursaba séptimo grado y que se basó inicialmente en la producción y comercialización de café especial. No se desprende del todo del colegio; pasó de ser una estudiante a socia del mismo. Si bien en las fincas se encargan de la parte productiva, en la institución educativa se confecciona todo el proceso de transformación donde se encuentra establecida una planta con sus respectivos cultivos.

Es tecnóloga en aseguramiento de la calidad en empresas agroindustriales, egresada de la UCM, programa al que tuvo la oportunidad de acceder gracias al proyecto “La Universidad en el Campo”. Se encuentra dedicada a su idea de negocio, mientras trabaja para la Cooperativa de Caficultores de Anserma. Su producto cuenta con el respaldo del sello Origen Caldas y de otros sellos de calidad como UTZ (otorgado a la agricultura sostenible) y 4C (Código Común para la Comunidad Cafetera), por lo que solamente trabajan con fincas certificadas. Es indudable la calidad de su café, producto ambientalmente amigable pues trabajan de la mano con la energía solar. Los residuos generados son destinados para la elaboración de un compost (fertilizante compuesto de residuos orgánicos), del cual se venden aproximadamente 80 toneladas anuales al municipio.

“La UCM nos da la oportunidad de aprender sobre la viabilidad de nuestras ideas. Contar con el apoyo de la Institución que me vio desarrollar profesionalmente me hace sentir más segura con mi idea de negocio”

Creció en el campo junto a sus familiares quienes trabajan a su lado brindándole acompañamiento y asesoría en todo momento. “La Burdelia” es el nombre de la finca que se encuentra ubicada a 20 minutos de Anserma, Caldas en la vereda Aguabonita.

Son casi seis años dedicados a su iniciativa y durante su etapa universitaria tuvo la oportunidad de participar con la misma por una bolsa de premios valorada en ocho millones de pesos. Se inscribió con un poco de incertidumbre, participó y obtuvo el primer puesto; capital semilla que inyectó a su proyecto. Un día, Luisa recibió una invitación a participar en la convocatoria de Eureka!, un concurso de emprendimiento organizado por la UCM en el que no dudó en inscribirse.

El proyecto se planteó desde la producción hasta la transformación del café, con el que se hizo acreedora del primer puesto de la categoría social. Además del premio en efectivo ha recibido capacitación por parte de los estudiantes de Publicidad de octavo semestre, quienes la orientan con la imagen corporativa de su producto. El proceso no fue fácil, tuvo que costearse los pasajes y viáticos para asistir a los talleres. Sin embargo Luisa no se aparta del todo de Manizales Más, en este momento se encuentra en la etapa “Explora” del programa StartUp Más. “La UCM nos da la oportunidad de aprender sobre la viabilidad de nuestras ideas. Contar con el apoyo de la Institución que me vio desarrollar profesionalmente me hace sentir más segura con mi idea de negocio”.

Esta joven emprendedora también es propietaria de Asoplacor —Asociación Productora de Plátano, Café y Orellanas—; tres líneas de negocio con las que cuenta la empresa que está integrada por jóvenes de la región. Luisa no para de soñar, dentro de cinco años aspira ser productora y comercializadora de café especial, estar posicionada en el mercado nacional e internacional; no titubea, no duda, tiene la plena convicción de que lo logrará.

Por: Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co