Somos UCM

Antibióticos: los mayores contaminantes

Durante su ponencia “Remoción de Contaminantes Emergentes mediante procesos combinados” en la UCM, el Dr. Bruno Eduardo Lôbo Baêta resaltó la importancia de seguir desarrollando nuevas tecnologías para tratar de manera óptima las aguas residuales y superficiales.

Publicado el 5 de mayo de 2017
Categorías:

En el marco del Curso Internacional sobre Contaminantes Emergentes, organizado por la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la UCM, el Doctor Bruno Eduardo Lôbo Baêta de la Universidad Federal de Ouro Preto (Brasil) dialogó con la Unidad de Marca UCM sobre la importancia de investigar nuevas tecnologías que permitan descontaminar las aguas residuales.

 ¿En qué consiste el tratamiento de aguas residuales y superficiales?

Es uno de los puntos más importantes puesto que nosotros necesitamos tener agua de calidad, por lo que es imprescindible que siempre tengamos en mente el desarrollo de nuevas tecnologías para hacer la optimización de los procesos de tratamiento y obtener al final una agua de calidad para la población, entonces pienso que es un tema extremamente importante para los estudiantes de ingeniería y para la población en general.

¿Qué son los contaminantes emergentes y cuáles son los que se deben tratar con más urgencia?

Son compuestos que están en las aguas superficiales y residuales, los cuales pueden alterar el comportamiento hormonal en la población de manera general y son compuestos que, a largo plazo, pueden provocar daños en ella. Los contaminantes más importantes para mí son los antibióticos en función de las resistencias de los microorganismos; anteriormente, muchas de las enfermedades se podían tratar con antibióticos de segunda generación y ahora ya es necesario utilizar antibióticos más potentes de tercera generación, lo que ocurre por la cantidad de antibióticos que tienen las aguas superficiales de una manera general. Los estrogénicos son los responsables por mimetizar ya que son moléculas muy parecidas a las hormonas que son excretadas por nuestro cuerpo, entonces pueden generar cambios genéticos, lo que es una preocupación a largo plazo.

Anteriormente, muchas de las enfermedades se podían tratar con antibióticos de segunda generación y ahora ya es necesario utilizar antibióticos más potentes

¿Usted considera que las tecnologías utilizadas para el tratamiento de aguas residuales convencionales son suficientes o debemos explorar más?

Yo creo que tenemos que evaluar subproductos que son generados luego de los procesos, como por ejemplo el de cloración. Generalmente en las aguas superficiales las plantas suelen utilizar el sistema de cloración, coagulación y floculación, y en estas dos últimas no se pueden obtener buenos resultados pero en la cloración sí. La pregunta es: ¿lo que está ocurriendo es la mineralización del compuesto o simplemente la transformación? ¿Los productos que son generados por la cloración, por ejemplo, son más tóxicos o no que los fármacos en la forma inicial? Yo creo que no, entonces tenemos que trabajar más para conocer un poquito de otras tecnologías e intentar evaluar cuál es es la mejor opción. Lo que pasa es que los tratamientos tienen comportamientos distintos en función de las clases de los microcomponentes.

Por Juan Pablo Arbeláez Aristizábal. jarbelaez@ucm.edu.co

En la UCM vivimos la cultura de la calidad

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino…

Publicado el 22 de enero de 2019
Categorías:

La Universidad Católica de Manizales en el contexto de su proceso de autoevaluación institucional con fines de acreditación, hace vida y visibiliza resultados concretos de su apuesta y compromiso con la calidad. Con su campaña de sensibilización y fidelización a lo largo de estos dos años, nos invitó y nos sigue invitando a participar, porque si cada uno de los integrantes de la comunidad universitaria lo hace, entonces unidos avanzamos por el camino correcto, camino que para nosotros se hace animados por el amor a la institución y por la búsqueda de la excelencia, como bien lo reza el lema de la institución: la UCM “Un proyecto de amor que apunta a la excelencia”.

Para todos los lectores de esta edición de Obelisco, uno de los impresos de la UCM, mi gratitud y agradecimiento de corazón por involucrarse y desde los principios de participación y corresponsabilidad acompañar a la institución en todos estos procesos de calidad, cuyo modelo de autoevaluación nos llevó a recorrer y vivir seis fases, que hoy nos permiten compartir esta información con todos.

Los resultados que hoy visibilizamos son el logro y los retos de todos: estudiantes, graduados, profesores, administrativos, personal de apoyo, directivos, aliados y toda la Congregación que acompaña a esta, su única obra de educación superior en el mundo. A las hermanas vicerrectoras y sus equipos, al equipo de Rectoría y a la Comisión Institucional de Autoevaluación y Acreditación Institucional, mil gracias por su compromiso, responsabilidad y sentido de pertenencia a una institución que sabe de tradición y de respuestas nuevas a las necesidades del contexto, a las necesidades de las personas, aquellas que están en el centro de nuestros procesos académicos y administrativos.

Hoy miramos la UCM a partir de un ejercicio noético que nos permite ver, pensar y decidir; iluminamos su recorrido, su historia que teje su pasado, su presente y su futuro a partir de un ejercicio de verdad y caridad que parte de un corazón contemplativo e inteligente y nos disponemos a actuar desde un ejercicio de compasión que nos compromete con el mundo y sus causas más justas, con el destino común de la humanidad.

Por último, mi agradecimiento con sabor a eternidad, en este presente-presente, al Dios providente de Marie Poussepin que nos acompaña y nos lleva de la mano siempre, que nos mira con amor incondicional y que anima nuestra misión educativa para desarrollarla con pasión, con compromiso, como apuesta por la humana humanidad y todo cuanto vive y respira.

 

Hna. María Elizabeth Caicedo Caicedo O.P. Rectora UCM

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649