Al son del saxofón » UCM

Somos UCM

Al son del saxofón

Entre tanta variedad de instrumentos, el saxofón es uno de los que no puede faltar gracias a su versatilidad, delicadeza, romanticismo y reconocimiento. Admirado por muchos y tocado por pocos por la complejidad de su estructura, en la UCM tiene una gran importancia dentro de los grupos musicales más emblemáticos de la Institución.

Publicado el 27 de febrero de 2020
Categorías:

Juan José Camacho Trujillo
Estudiante y músico
Bacteriología

Es común confundir la chirimía de la papayera. En realidad, son géneros muy similares, pero que traen consigo diferentes raíces: la chirimía comprende los ritmos chocoanos, mientras que la papayera manifiesta ritmos costeños.

Estos géneros que forman parte del folclor colombiano también tienen su espacio en la UCM, donde las interpretaciones quedan a cargo de estudiantes con talento para los instrumentos.

Juan José Camacho Trujillo es uno de ellos, actualmente es estudiante de Bacteriología de séptimo semestre, y además de dedicarse al estudio de los microorganismos y a utilizar instrumentos de laboratorio, aprovecha su gran don musical, toca los instrumentos de aire como si fueran parte de su cuerpo.

“Soy polifacético en el sentido musical, pero mis instrumentos madre son el saxofón y el clarinete. Desde pequeño tuve el sueño de ser músico”. En sus planes nunca estuvo presente ser saxofonista, de hecho, en sus inicios, la trompeta era el instrumento que lo acompañaba en el camino de ser un gran artista.
Como todo en la vida, nada es seguro. Aunque se sentía muy bien tras la trompeta, en su grupo se abrió el espacio para aprender a interpretar el saxofón y aprovechó la oportunidad. Con 12 años, su recorrido y experiencia se volvían cada vez más evidentes.

Un objeto infaltable

Entre risas confiesa: “El saxofón es el instrumento que yo amo, es como mi esposa” y definitivamente es una expresión que se revela al verlo entrar a la Sala de Música de la UCM, donde lo guarda con cuidado y amor.

El arte y la cultura son bienestar, y eso es lo que representan para Juan José. Canaliza todas sus energías no solo en el saxofón y el clarinete, también lo hace por medio de la percusión y el ukelele, además, le gustaría aprender a tocar la guitarra.

Disfruta totalmente expresar emociones por medio de su instrumento, del que asegura, le da cuerpo y armonía a la papayera. Lo más interesante, es que el saxofón, que fue creado en 1804 por Adolphe Sax, se adapta a una gran variedad de géneros, como la electrónica, el jazz, clásica, ska, rock y salsa, entre otros.

Este instrumento, que muchos lo consideran “romántico”, también tiene la capacidad de interpretar voces, algo que con la trompeta es casi imposible.

Sin excusas

Dividir el tiempo entre el estudio, la familia, los amigos y la música no es tarea fácil, pero Juan José no tiene excusas a la hora de ensayar o estar presente en una demostración musical.

Para todo hay tiempo, para las cosas que uno ama hay tiempo. La Universidad nos da espacios en los que podemos estar en la Sala de Música para tocar los instrumentos

La Universidad brinda la posibilidad de fortalecer el espíritu emprendedor como condición para construir una cosmovisión abierta. Capacitarse con los grupos musicales de la UCM es posible gracias a la gestión de la Unidad de Cultura de la Institución, desde donde se centralizan también el coro y las clases de pintura.

 

 

 

Laura González Rivera  / dircom@ucm.edu.co

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649