Al servicio de los animales » UCM

Somos UCM

Al servicio de los animales

Después de graduarme de la universidad, inicié un proceso de vegetarianismo y otros cambios a nivel de conciencia mental y espiritual para ser coherente con mi forma de pensar.

Publicado el 26 de noviembre de 2020
Categorías:

Natalia Velásquez Correa
Publicidad
Graduada

Un amor que desde pequeña le inculcaron por los animales ha sido la motivación de Natalia Velásquez Correa, graduada del programa de Publicidad de la UCM, para seguir con su propósito de ayudar a los animales. Además de sus tres gatos: Pegota, Russo y Greko, cientos de animales han tenido la fortuna de pasar por sus manos; una tarea que en pandemia aumentó por la crisis en algunos hogares de la ciudad.

Aunque en la actualidad trabaja para el Concejo de Manizales en el área de Comunicaciones y Prensa, toda su vida se ha preocupado por el medio ambiente y los animales.

Después de graduarme de la universidad, inicié un proceso de vegetarianismo y otros cambios a nivel de conciencia mental y espiritual para ser coherente con mi forma de pensar.

Y es que, en la actualidad, paralelamente a su trabajo en el Concejo, Natalia parece duplicarse para realizar su trabajo en pro de los animales. Hace parte de la Red Animalista de Villamaría, es voluntaria del Albergue Municipal, trabaja con el Proyecto Miauh que busca proteger a los felinos, y hace parte oficial de la Fundación Colectivo Identidad Animal, una organización de protección animal que promueve una mejor calidad de vida para todas las especies.

Palabras que cambian el mundo

Natalia encontró en las charlas una alternativa para concientizar a niñas, niños, jóvenes, universitarios y adultos. En ellas, les habla sobre la responsabilidad en la tenencia de los animales, la legislación que aplica, su cuidado, entre otros temas de interés, usando herramientas que faciliten el aprendizaje según el público al que se dirija.

Y no es una sorpresa que en su labor en la Fundación analice, planee y persuada a los asistentes con información llamativa para el cuidado del medio ambiente y los animales, pues sus estudios en publicidad han sido fundamentales para desarrollar su labor de diseño, creación, planeación y ejecución de estrategias en todos sus proyectos.

Nuestro mensaje es una invitación a ver a todos los animales como nuestro próximo, como un ser vivo que siente y merece respeto, no solo son los perros y los gatos. También debemos ser conscientes del abuso al que sometemos a los animales con su consumo, su caza y su tráfico.

En los pies de Natalia

Al preguntarle por sus actividades en pro de los animales, una lista interminable sale a relucir: recoger a los perros o gatos que van a ser adoptados; ayudar en las entrevistas, requisito de algunas fundaciones para adoptar; alimentar a los animales del albergue y darles paseos; rescatar mascotas, llevarlas al veterinario y cuidarlas; gestionar recursos, entre otras. Todas estas actividades, manifiesta entre risas, pueden juntarse en un día.

Pero su mensaje es claro y conciso: “¡Hay muchas formas de ayudar! Adoptando con responsabilidad, siendo voluntario, donando alimento, medicamentos o productos de aseo, apadrinando esterilizaciones o algún rescatadito que esté en tratamiento, y compartiendo la información que se publica en las redes sociales de las fundaciones”, explica.

Una labor en tiempos de la COVID-19

Aunque su labor cambió por las restricciones que trajo la pandemia, su trabajo por los animales es incansable. Ha realizado acciones por su cuenta para ayudar a los animales que permanecen en la calle y apoya a las familias de escasos recursos que tienen mascotas.

Durante la cuarentena la contactaron algunas personas diciendo que debían dar a sus mascotas en adopción argumentando no tener los recursos para mantenerlas por la situación que vivían en la pandemia. Después de hacerles ver que esa decisión no era correcta y de decirles que debían buscar otras alternativas antes de tomar una decisión tan grave, les ayudó a conseguir concentrado por medio de voluntarios, rifas, ventas solidarias, o a personas que donaran y se hicieran cargo por un tiempo de la alimentación de estas mascotas.

Aunque tiene la incertidumbre de saber cuándo volverá todo a la normalidad, sabe que la labor no puede parar y que la vida debe continuar; por esta razón, sigue viendo a los animales como sus hermanos, merecedores de amor y protección.

Además, sigue teniendo presente una frase de su madre: Muchos seres humanos pueden ayudar a un humano, pero mil animales no pueden salvar a un animal… Ellos son lo que nosotros hagamos por ellos.

Si alguien quiere ayudar a nuestra graduada en su labor social, se puede comunicar al 3117768628.

Gracias, Natalia, por hacer realidad uno de nuestros valores corporativos: la defensa de la vida en todas sus formas, y por permitirle a la UCM extender su proyección social a través de tu labor como graduada.

Cristian Camilo Ruden / cruden@ucm.edu.co

. . .

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649