Lo más destacado

Movilidad en Huánuco, Perú

A pesar de los esfuerzos de adaptación con el ají de las comidas, dos estudiantes del programa de Enfermería sienten que esta experiencia amplió sus perspectivas de interacción con otras culturas y fortaleció su formación como profesionales.

Publicado el 13 de agosto de 2015
Categorías:

Las estudiantes del programa de Enfermería, Diana Patricia Álvarez Erazo y Lina María Vera Burgos, llegaron recientemente de su movilidad académica en la Universidad Nacional Hermilio Valdizán, de Huánuco, Perú. A pesar de sus esfuerzos de adaptación con el ají de las comidas, sienten que esta experiencia amplió sus perspectivas de interacción con otras culturas y fortaleció su formación como profesionales.

Tres meses y medio duró la movilidad para estas estudiantes que también respondieron a la invitación de la directora del programa de Enfermería, Deniacenith Cordero, para ampliar sus horizontes académicos y personales con una experiencia que implicaba decisión, desprendimiento y apertura.

Después de conseguir documentos y de la aprobación en el Consejo Académico de la UCM, se definió que su experiencia de movilidad sería en la Universidad Nacional Hermilio Valdizán, de Huánuco, Perú.

“Para nosotras, fue un cambio drástico debido a la cultura y, sobretodo, a la comida. Todos los platos que probábamos tenían una cantidad impresionante de ají. Pero poco a poco nos fuimos adaptando y pudimos contar con el apoyo de lindas personas que mantenían muy pendientes de nosotras”, asegura Diana Patricia.

En lo académico, ambas estudiantes encontraron realidades en el aula de clase muy distintas a las que están acostumbradas, como el nivel de exigencia, los espacios de práctica y el tiempo total de formación. “Durante nuestra estadía, pudimos compartir con los compañeros algunos conocimientos en el tema de seguridad del paciente y trato humanizado; aspectos en los que ellos nos habían profundizado. Éramos las únicas colombianas y nos molestaban todo el tiempo por nuestra forma de hablar, pero logramos entablar bonitas amistades”, agrega Lina María.

Convivir, adaptarse a un lugar distinto y a las costumbres de otros, son la punta del iceberg de una experiencia de movilidad. Vivirla es el único camino para entender realmente su fondo.

 

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649