Lo más destacado

La UCM peregrinó a Jericó, Antioquia.

26 estudiantes y colaboradores de la Universidad Católica de Manizales -UCM- visitaron el pueblo natal de la primera santa colombiana.

Publicado el 18 de noviembre de 2013
Categorías:

 

Para dar clausura insitucional al Año de la Fe, que oficialmente por disposición de la Santa Sede será el próximo 24 de noviembre, cerca de 26 personas entre estudiantes y colaboradores de la UCM peregrinaron hacia Jericó, Antioquia, pueblo de nacimiento de la primera santa colombiana, Laura Montoya Upegui.

Allí conocieron sobre la historia de la Santa, visitaron su casa natal y el jardín botánico, además participaron de la eucaristía donde el presbítero y capellán de la UCM, Leonardo Ramírez Jaramillo concelebró junto con los sacerdotes de la región.

Ver mas fotografías en el fan page de la UCM

 

Biografía de la Madre Laura Montoya

Laura nació en Jericó Antioquia, el 26 de Mayo de 1874. Hija de Juan de la Cruz Montoya y María Dolores Upegui, tuvo dos hermanos: Carmelina, que era mayor y Juan de la Cruz, su hermano menor. Su padre, que era médico y comerciante, murió asesinado cuando ella tenía dos años de edad.

Por esa y otras situaciones en su vida, se dedicó a formar jóvenes dentro de la fe cristiana y católica en diferentes escuelas públicas del departamento de Antioquia. Fue directora del Colegio la Inmaculada de Medellín, en donde el escritor Alfonso Castro comenzó a publicar una novela llamada “Hija Espiritual” en la revista “Lectura Amena”, cuya intriga desacreditó notablemente al Colegio de la Inmaculada y a su directora Laura, a tal punto que llevaron a su cierre definitivo.

A la edad de 39 años, en 1914, Laura decidió trasladarse a Dabeiba en compañía de 6 catequistas con la aprobación del obispo de Santa Fe de Antioquia, monseñor Maximiliano Crespo Rivera, para trabajar con los indígenas Emberá Chamí. Desde entonces dedicó el resto de su vida al apostolado y las misiones.

La madre Laura consiguió atraer muchos aborígenes a las prácticas del bautismo y así logro, por medio del Obispo Crespo y el Nuncio, que se le aprobara en nueva Congregación; requisito que era necesario para vivir entre las comunidades indígenas. Esta congregación lleva el nombre de Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Sena mas conocidas como las Lauritas.

Practicó la literatura, escribió más de 30 libros en los cuales narró sus experiencias místicas con un estilo comprensible y atractivo. Su autobiografía se titula “Historia de la Misericordia de Dios en un alma”.

Luego de pasar sus últimos 9 años de vida en silla de ruedas, falleció en Medellín el 21 de octubre de 1949.

La congregación de misioneras contaba con 90 casas en el momento de su muerte y estaba conformada por 467 religiosas que trabajaban en tres países.

El 25 de Abril de 2004, el papa Juan Pablo II permite que sea beatificada declarándola como la Sierva de Dios, convirtiéndose en la primera mujer colombiana que es beatificada, ya que se le atribuye la intermediación en un milagro a una mujer que padecía cáncer de útero y que después de sus oraciones alcanzó una existencia saludable durante diez años que, atribuida a su intercesión, abrió el camino de los altares a la madre Laura, acto clave para su beatificación.

El milagro que la llevó a ser santa fue por la curación del médico Carlos Eduardo Restrepo, quien encontraba convaleciente por un daño renal y una atrofia muscular, se encomendó una noche a ella y amaneció completamente curado.

El 11 de febrero, el papa Benedicto XVI anunció la fecha de canonización de Laura Montoya. El papa Francisco fue el encargado de proclamar santa a la religiosa colombiana, el 12 de mayo del 2013.

Biografía tomada de Periódico El Tiempo y de www.colombia.com

 

 

WhatsApp WhatsApp +57 3113477649